12/01/2020 -Vecinos que viven en La Garita y Los Campitos han sido víctimas de repetidos hechos delictivos. El 6 de enero en San Martin Nro. 505 de La Garita delincuentes cortaron un alambrado, forzaron una reja y se llevaron varios elementos del lugar. José Alberto Battistella denunció que faltaron una garrafa, una bomba de agua, una cortadora de pasto, una moto Honda de 125 cc dominio 298KSQ, un televisor Sanyo de 29 pulgadas y unos 4.500 pesos. El barrio muestra una paz y tranquilidad donde subyacen algunos hechos delictivos, quizas porque los habitantes del lugar no se rodean de intrincadas rejas ni alarmas.
El 7 de enero se produjo otro ilícito en la calle Miguel Cané 181 de Los Campitos, donde también se produjo un corte de alambrados. En este caso Matías Soler, de 34 años, denunció el faltante de tres sillones de jardín de hierro, una mesa de jardín con tapa de vidrio y una bomba centrifuga. El tercer episodio tuvo lugar en La Garita, el 10 de enero. Matilde Mabel Moreira, propietaria de una casilla, denunció que malvivientes le sustrajeron dos ventanas y una puerta. Indignados por esta sucesión de delitos, algunos vecinos están pensando en levantar firmas y movilizarse en reclamo de una investigación sobre los autores de estos ilícitos. El incremento de fincas de vivienda semipermanente  hace necesario un plan de vigilancia que hasta hoy no existe, pero algunos consideran que pedir a los responsables del diseño de la seguridad del distrito acciones que se adelanten a la delincuencia en estos barrios cercanos pero desconectados del éjido urbano es practicamente hablar de Ficcion
2020 Año del General Manuel Belgrano