2020 AÑO DE BELGRANO
19/9/2020 - Norberto Galasso y Fabián Mettler - Chacho Peñaloza, nace en Guaja, La Rioja, en 1798. Poco se sabe de la infancia y juventud del Chacho. La primera referencia importante aparece en 1826,  cuando se destaca –y también resulta herido-  en la batalla de El Tala, a las órdenes de Facundo Quiroga. Por su valerosa actuación en esa refriega será ascendido a capitán. Como hombre del Tigre de los Llanos, acompaña a este en las derrotas de “La Tablada” y “Oncativo” y en la victoria de “La Ciudadela”, en la que Quiroga vence a Lamadrid, en 1831. Después de este triunfo, El Chacho es designado comandante militar de los Llanos. Ya es hombre prestigioso, no sólo por su intrepidez, sino por su preocupación por el pobrerío de su provincia. Asesinado Quiroga en 1835, Peñaloza emerge como el nuevo caudillo de los Llanos. Federal hasta los huesos, pero férreo opositor a Rosas, se levanta en tres oportunidades contra El Restaurador. El motivo: la negativa de Buenos Aires a distribuir la renta aduanera.  Derrotado, se exilia en Chile. Cuando Buenos Aires se separa de la Confederación, El Chacho apoya a Urquiza y entabla una buena relación, al punto que el entrerriano lo asciende a coronel. Tiempo después, el Congreso Nacional le otorga el grado de General. Producida la batalla de Pavón, en la que Urquiza le deja servido el triunfo a Mitre, las fuerzas porteñas comienzan su cruenta invasión al interior, que se prolongará entre 1862 y 1865. Precisamente, en mayo de 1862, El Chacho es derrotado por Rivas en el “Gigante” y en “Las Salinas”. Al año siguiente es nuevamente vencido por las fuerzas mitristas en “Las Playas” y en “Caucete”. Finalmente, el 12 de noviembre de 1863, es asesinado cobardemente en un paraje cercano a Olta. José Hernández ha dicho: “Los salvajes unitarios están de fiesta. El general Peñaloza, hombre ennoblecido por su inagotable patriotismo (…) ha sido degollado y su cabeza ha sido conducida (…) al bárbaro Sarmiento”.