La madre de la menor había radicado la denuncia pocas horas después de haber perdido contacto con su hija, Bella Ailín Quevedo Villa. Como consecuencia, las autoridades desplegaron un protocolo de búsqueda con más de 150 efectivos de bomberos, policía y Defensa Civil. De acuerdo al relato de la mujer de 26 años, ella bañó a la nena y la cambió. La menor salió de la casa y le perdieron el rastro, por lo que sus familiares, allegados y vecinos comenzaron a buscarla pero no apareció. "Nadie vio cuándo despareció la nena", indicaron las fuentes policiales y agregaron que los padres alertaron a las autoridades al no hallarla "donde estaba habitualmente". Tras algunos rastrillajes, encontraron uno de los zapatitos de la nena y extendieron el operativo vía terrestre, en cercanías del río. El cuerpo de la pequeña fue hallado en la zona de Villa El Diquecito, a la vera de la Ruta E-55, entre La Calera y el paredón del Dique San Roque. Si bien todo indica que las causas del deceso fueron por sumersión, los investigadores aguardan los resultados de la autopsia.