Este domingo 1º de Diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, para generar conciencia sobre esta grave enfermedad. Investigaciones que lograron eliminar virus similares al  VIH en monos y ratas o lo redujeron a una mínima expresión que habilita suspender los tratamientos, permiten hoy a médicos y científicos que hasta hace cinco años no generaban públicamente expectativas, afirmar que "la cura del  VIH es una realidad cercana". "En los últimos cinco años hay una gran inversión en buscan de la cura. De hecho, el National Institutes of Health (Instituto de Salud de Estados Unidos), el organismo que más fondos invierte en investigación en  VIH en el mundo, ahora destina todos sus recursos a cortar la transmisión y a descubrir la cura y la vacuna de  VIH", describió Omar Sued, Director de Investigaciones Clínicas de la Fundación Huésped. Sued detalló que hay dos tipos de estrategias: "Por un lado se trata de eliminar el virus, esa sería la curación completa; por el otro, se está buscando la remisión, la cura funcional, esto es que haya tan poquito de virus que no sea necesario el tratamiento y para eso se está trabajando con vacunas terapéuticas, inmunoterapia y otros medicamentos que se usaron para el cáncer como los anti PD1". "También se hicieron procedimientos combinados utilizando vorinostat y medicamentos que tratan de reactivar el virus mientras otros lo eliminan que todavía no dieron resultados en humanos, pero en monos han logrado una remisión completa del 50% y otras estrategias que fueron efectivas en un 30% de ratones", agregó. En el mundo tres personas con  VIH se curaron: Timothy Brown, un paciente de Londres y otro de Dusseldorf (Alemania). "Eso se pudo lograr a través de trasplante de médula ósea, un procedimiento muy arriesgado y muy caro con alta tasa de efectos adversos y una tasa de 12% de mortalidad por lo que no podría aplicarse a toda la población", sostuvo Sued. Por su parte, Miguel Pedrola, Director Científico para América Latina y el Caribe de AIDS Healthcare Foundation (Fundación para el Cuidado de la Salud de Personas con  VIH), sostuvo que "hace unos años atrás uno era muy cauteloso de hablar sobre la cura, esto cambió hace un tiempo, la cura se puso en la agenda y aparece una luz". "Hoy ya no decimos falta mucho porque ya tenemos casos concretos de personas que se curaron. Por supuesto que fueron casos específicos con trasplantes, pero abrieron una puerta a pensar la curación como una realidad", señaló. En agosto, durante su paso por la Argentina, el estadounidense Mario Stevenson, director del Instituto del Sida de la Universidad de Miami, quien lidera una de estas investigaciones, aseguró a Télam que "estamos cada vez más cerca de encontrar una cura para el  VIH". El estudio que lleva adelante Stevenson tomó un virus llamado AAV (que es viejo y lo tiene el 50% de la población sin que le genere enfermedad) y lo modificó genéticamente a través de la introducción de anticuerpos con el objetivo de que éstos ataquen al  VIH. Los resultados fueron alentadores: el virus modificado y sus anticuerpos lograron atacar al virus y eliminarlo del organismo en tres de los veinte monos que participaron del estudio. "Lo que sucedió en los otros 17 casos fue que los organismos generaron anticuerpos que atacaban los anticuerpos presentes en el virus inyectado. El trabajo que tenemos, entonces, es cómo controlar esos 'anti-anticuerpos'. Si lo lográramos, es lo más cerca que estamos de la cura del  VIH", sostuvo. Lo concreto es que más allá de la cura, la transmisión del virus podría hoy erradicarse si se lograra que todas las personas con  VIH estuvieran en tratamiento con su carga viral indetectable. "Diversos estudios confirman uno de los más grandes avances en la historia de la medicina: las personas que viven con  VIH que están en tratamiento y mantienen su carga viral a niveles indetectables en sangre por más de 6 meses no transmiten el virus por vía sexual. Esto se conoce como Indetectable = Intransmisible (I=I) y no aplica para la transmisión sanguínea o la lactancia", explicó Fundación Huésped a través de un comunicado. Según las últimas estadísticas de ONU Sida, 37,9 millones de personas en el mundo viven con  VIH; 23,3 millones de personas tienen realmente acceso a la terapia antirretrovírica y 770.000 fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida. Por su parte, la Cruz Roja Argentina realiza 5.600 test rápidos gratuitos de  VIH por año en seis centros del país y va a inaugurar cuatro más el año próximo, informó hoy la organización internacional al difundir sus actividades por la conmemoración mañana del Día Mundial de la Lucha contra el Sida. "Desde hace dos décadas una de las principales líneas de trabajo de la organización son los Centros de Prevención, Asesoramiento y Testeo de  VIH (CePAT) en los cuales se realiza el test rápido de  VIH de forma gratuita, voluntaria y confidencial", detalló José María Di Bello, director nacional de Salud de Cruz Roja Argentina. El dirigente social explicó que la ONG hace los análisis en seis centros que funcionan en las filiales bonaerenses de La Plata, Saavedra y Lomas de Zamora, como también en las capitales provinciales de Corrientes y Tucumán y en la localidad entrerriana de Concordia. "Realizamos anualmente más de 5.600 test. Para 2020 la organización busca llegar a nueve centros sumando nuevos espacios de testeo en Quilmes, Santos Lugares Ushuaia y Villa Gesell", dijo Di Bello. Asimismo destacó que "el perfil de nuestros centros de testeo es amigable y con funcionamiento en horarios a contraturno de otros servicios, para que más personas puedan acceder". Según el último boletín epidemiológico sobre  VIH/ Sida de la Secretaría de Salud, difundido esta semana, más de un tercio de los diagnósticos (3,6%) se realizan en forma tardía, cuando el virus "ya debilitó las defensas del cuerpo". El informe oficial añadió que el diagnóstico tardío afecta en mayor medida a las mujeres ascendiendo a 39%, mientras que en los varones se da en el 30% de los casos. En cuanto al comportamiento de la epidemia de  VIH en la Argentina, el relevamiento de Salud concluyó que "continúa estable: se producen 5.800 nuevos diagnósticos por año y se estima que son 139.000 las personas que tienen el virus, aunque un 17% de ellas lo desconoce". "Saber es una herramienta clave para que las personas puedan acceder a un diagnóstico temprano y poder iniciar su tratamiento para tener una excelente calidad de vida", destacó el directivo de Cruz Roja.