LA CAMARA DE COMERCIO NO QUIERE QUEDAR PEGADA
El presidente de la Cámara Comercial e Industrial de Cañuelas, Gustavo Sacco, cuestionó en duros términos al gobierno de la Provincia y también a concejales de Cambiemos por las demoras en la efectivización del PREBA, un programa de sostenimiento del empleo que se anunció en el distrito en vísperas de las últimas elecciones.
En un encuentro realizado en la sede de la Cámara (que prestó sus instalaciones) funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Provincia anunciaron un auxilio económico de 5 mil pesos mensuales por empleado por el término de tres meses a cambio del compromiso de sostener esos empleos por igual término.
Un total de 185 empresas, pymes y comercios de Cañuelas se inscribieron en el programa, presentando la documentación solicitada. El primer desembolso iba a llegar en los primeros días de diciembre, pero no se hizo efectivo, lo que generó una enérgica protesta del empresariado con la Cámara, que fue la entidad que ofició de nexo.
Desde hace varios días Gustavo Sacco mantiene duros cruces telefónicos con los funcionarios de la cartera de Trabajo y con los concejales de Cambiemos para que salgan a dar la cara y expliquen si la Provincia finalmente abonará o no el subsidio y cuándo lo hará.
“Cada día llegan más comerciantes y empresarios furiosos y lo que estamos haciendo es pasarles los teléfonos de los funcionarios y de los concejales, que no saben cómo disfrazar esto” dijo Sacco a InfoCañuelas. Su sospecha es que el PREBA fue un anuncio preelectoral y que la Cámara fue “usada”.
El jueves Sacco recibió un llamado del jefe de Gabinete del Ministerio de Trabajo, Federico Stefano Bellezze, quien le aseguró al dirigente que los pagos se harán y que sólo resta resolver cuestiones administrativas.
“Le expliqué que la gente tendría que haber cobrado a 1 al 3 y que nos están tomando el pelo. Me respondió que el programa va a salir sí o sí, pero que las empresas tienen que entregar los tres últimos balances para poder liberar los fondos. Le respondí que eso no era lo que se había anunciado. Cuando el funcionario Marcelo Steimberg se reunió en la Cámara dijo claramente que eso no hacía falta. Varias veces los contadores presentes le preguntaron por los balances y Steimberg aseguró que por la situación de crisis del comercio y la industria, con una carta de la Cámara de Comercio el Ministerio de Trabajo era suficiente para habilitar los PREBA porque se trataba de un plan ágil pensado para la emergencia. Eso se habló ante 50 contadores y comerciantes que están de testigos”.
Por otra parte Sacco aseguró que Leandro Trica, funcionario de la Subsecretaría de Empleo, “me dijo hace unos días que este programa no va a avanzar y en ningún momento me habló de presentar balances. Que se pongan de acuerdo porque esto es un papelón y hay gente muy enojada. Alguien se va a tener que hacer cargo. Hay ciertas empresas estaban esperando este auxilio económico porque están en situación realmente crítica”.
Por último Sacco aseguró que ante sus reiterados reclamos Bellezze le prometió que vendrá a Cañuelas en la semana del 25 al 29 de noviembre. Para Sacco será una explicación "tardía" cuando ya habrá transcurrido un mes de demora en el giro de fondos y con el cambio de gobierno en la puerta.